En el centro-norte de Córdoba, la soja INTACTA gana por rinde y tranquilidad

En el centro-norte de Córdoba, la soja INTACTA gana por rinde y tranquilidad

Así lo demuesta la experiencia de Agustín Revol, Cristian Liprandi y Matías Santa, quienes asesoran unas 14.000 hectáreas en la zona. Allí siembra maíz y soja casi en partes iguales. De esta última, 4.000 hectáreas son de INTACTA. Obtuvo rindes superiores a 46 qq/ha y, además, destaca que no debieron hacer aplicaciones contra insectos.

Agustín Revol, en primer plano en un lote de soja en su zona. Este año va a seguir a fondo con INTACTA.

Las variedades INTACTA cada vez hacen más diferencia en distintas regiones del país. Otro caso que lo demuestra es el de Cristian Liprandi, Matías Santa y Agustín Revol, quienes asesoran unas 14.000 hectáreas en el centro y norte de la provincia de Córdoba, de una decena de productores.

“Hace 3 años que vengo viendo los muy buenos resultados”, asegura el ingeniero Revol.

La superficie agrícola que maneja se divide en partes iguales entre maíz y soja. De esta última, las variedades INTACTA ocupan unas 4.000 hectáreas.

Haciendo un balance de la campaña finalizada hace poco, Revol la califica de “excepcional”. Y así la describe: “fue un año muy llovedor e INTACTA respondió con todo su potencial, en zonas donde los rendimientos suelen ser mucho más bajos”.

En concreto, en la zona de Colonia Tirolesa, la variedad DM 50i17 IPRO rindió 46 qq/ha y más hacia el norte, en Capilla de Sitón o Los Mistoles, la variedad DM 5958 IPRO, de ciclo más largo, les dio 40 qq/ha en algunos lotes. 

Con estos números en la mano, Revol también recuerda otro dato interesante: “en la campaña anterior (la 2017/18), cuando sufrimos la sequía, las variedades INTACTA rindieron más que las sojas RR1”. 

Una imagen de la cosecha de soja de la campaña pasada en uno de los lotes que asesora el ingeniero Revol.

Más allá del rendimiento, y en lo que se refiere al control de plagas, Revol describe que “hay muchos campos en la zona norte, como en Cañada de Luque y Totoral, donde las temperaturas son bastante elevadas y los ciclos de lepidópteros son rápidos”.

Dice que, en esas condiciones, el productor que tiene muchas hectáreas a veces cuenta con una sola pulverizadora y debe organizarse bien para hacer el control de insectos. 

“En la campaña pasada la bolillera estuvo bastante presente y fue complicado llegar a tiempo. Por eso, sembrar INTACTA simplifica mucho la tarea”, asegura el asesor.

En un año normal, los productores deben hacer dos aplicaciones para el control de lepidópteros en sojas RR1. “La tecnología INTACTA funciona muy bien, ayuda al productor y a nosotros como asesores nos simplifica el monitoreo”, resume.

A la hora de evaluar qué variedades sembrar, Revol considera que los productores de la zona norte de Córdoba deben “hacer los números de lo que cuestan dos aplicaciones de insecticidas, porque no tendrán que pagarlas, y además trabajarán con materiales de excelente tecnología y potencial de rendimiento”. 

Con respecto al pago del canon por el uso de la tecnología INTACTA, el asesor asegura que es una cuestión que maneja cada uno de sus asesorados, pero que a quienes lo consultan les aconseja utilizar el sistema de Pago Anticipado del Canon INTACTA (PACI).

Afirma que a través de esa alternativa se obtiene un mejor precio y el productor se queda tranquilo, porque ya se aseguró un costo y todo resulta mucho más ordenado. “Conviene por todos lados esta modalidad”, asegura.

Ahora, con la vista ya puesta en la próxima siembra, no lo duda y lo dice bien clarito: “Pensamos seguir con esta tecnología”.