Sojas Asgrow: “Quedé sorprendido por el desarrollo espectacular y los rindes”

Sojas Asgrow: “Quedé sorprendido por el desarrollo espectacular y los rindes”

Lo dice el productor y asesor Jonatan Damiani, presidente de la regional de AAPRESID de Venado Tuerto, en el sur de Santa Fe. Sembró 700 hectáreas con las variedades AW 4326 IPRO y AW 4927 IPRO, que rindieron 45 qq/ha y 48 qq/ha respectivamente. Afirma que la tecnología INTACTA le rindió 6% por encima de los materiales RR1 que sembró.

 

Desde su infancia, cuando visitaba el campo de General Villegas de su abuelo, Jonatan Damiani sabía que quería dedicarse a la actividad agropecuaria. Hoy tiene 32 años, es productor en 5.000 hectáreas propias y asesor de otras tantas en la zona de Sancti Spiritu y Maggiolo, en el sur de la provincia de Santa Fe. Además, es presidente de la importante regional de
AAPRESID de Venado Tuerto.

Damiani tiene la costumbre de hacer ensayos de performances de insumos y prácticas de manejo antes de incorporarlos a sus planteos productivos. “Me gusta palpar a campo las nuevas tecnologías, cómo se comportan en mi ambiente. Forma parte de mi identidad como productor”, señala. Cuando hizo ensayos de variedades de soja Asgrow con tecnología INTACTA “quedé sorprendido por el desarrollo espectacular y los rendimientos”. Por eso no dudó en llevarlas al campo.

Damiani tiene 32 años y trabaja 5.000 hectáreas propias, además de asesorar una superficie similar.

En esta campaña sojera, de las 2.800 hectáreas que hizo con soja, Damiani sembró 700 hectáreas con las variedades Asgrow AW 4326 IPRO y AW 4927 IPRO, que rindieron un promedio de 45 y 48 quintales por hectárea, respectivamente, superando en un 6% los rendimientos de las sojas RR1. “Estamos muy conformes con el comportamientos de estas variedades”, resume el productor.

Según Damiani, la tecnología INTACTA “nos sirve mucho en algunas rotaciones y ambientes. En los años con exceso de agua, nos vino muy bien sembrarla en lotes donde estábamos complicados para entrar con la pulverizadora en el caso de que hubiera que hacer tratamientos como en la RR1”.

Luego de dos años con complicaciones climáticas, el cultivo de soja tuvo un marco ideal en esta campaña en el sur de Santa Fe, que permitió lograr altísimos rendimientos para la zona.

Además, las tareas de cosecha se pudieron hacer sin problemas en la “ventana” adecuada para aprovechar los potenciales de rendimiento. Por supuesto, quien sembró materiales de punta, como hizo Damiani, cosechó más beneficios.

En cuanto a la presión de plagas en este año, Damiani comentó que en las primeras etapas del cultivo hubo ataques de oruga bolillera y de isoca medidora, que en ambos casos requirieron aplicaciones. “El 70% de los lotes tuvieron dos aplicaciones de insecticidas, mientras que en los lotes con estas variedades de Asgrow no hubo que hacer nada”. 

 

Damiani sostuvo que esta “muy conforme con el comportamientos de las variedades” que sembraron.

Como resumen de su experiencia, Damiani indica que la genética Asgrow con tecnología INTACTA “nos permite obtener más rendimiento, pero además nos sirve en los lotes complicados para la logística”.

El productor agregar otra razón para sembrarla: “También es una herramienta que tengo muy presente (aunque todavía no es nuestra situación) para utilizar en lotes periurbanos que están cerca de escuelas o un pueblo, porque con esta tecnología reducimos aplicaciones e impacto ambiental”.

En cuanto al pago del canon por el uso de la tecnología INTACTA, Damiani optó por hacerlo de manera anticipada. “Lo arreglamos por hectárea sembrada, porque es la modalidad que creemos más conveniente y práctica. Nos quedamos tranquilos desde bien temprano”, sostiene.

La experiencia de Damiani demostró el excelente potencial de las sojas de Asgrow, en lotes reales y sobre superficies muy importantes, cuando las condiciones climáticas acompañan.

No se trata de un grupo minúsculo de hectárea ni de una foto extrema de un monitor de rendimiento. Son rendimientos reales y en campos grandes, como todos quisieran tener.