“A los productores les digo que cuando arrancás con INTACTA no la dejás más"

“A los productores les digo que cuando arrancás con INTACTA no la dejás más"

La frase es del productor y asesor Eduardo Farías, quien hace tres años hizo su primer ensayo con variedades de soja con esta tecnología y no la dejó más. En su campo de Marcos Juárez, Córdoba, sacó 54 qq/ha con una variedad de Asgrow.

 

Eduardo Farías es productor y asesor en la zona de Marcos Juárez, provincia de Córdoba, y hace tres años tomó la decisión de sembrar una variedad de soja con tecnología INTACTA, en franjas y a la manera de ensayos demostrativos, para comparar su performance con respecto a las variedades RR1.

Los resultados que obtuvo fueron muy positivos. Por eso, después de eso, siempre les dice a su colegas que “cuando arrancás con INTACTA, no la dejás más”.

Para el productor y asesor, “sus beneficios son muy evidentes desde lo económico, ambiental y, obviamente agronómico. Estas son las fortalezas de una tecnología que vino para quedarse y que seguirá creciendo en los años”.

 

En cuanto a lo económico, Farías destaca que “cuando se toma en cuenta el valor del canon a pagar por la tecnología y el de la posibilidad de hacer dos aplicaciones de insecticidas (las que se hacen en otros campos que asesoro), esos valores se acercan muchísimo”.

A ello le agrega que, según su criterio, “tampoco hay que mirar ese ‘bendito’ umbral de daño de acuerdo al cual uno debe tomar la decisión de aplicar, porque el menor uso de insecticidas tiene claros beneficios también desde el punto de vista ambiental”.

En cuanto a las ventajas agronómicas, el productor destaca la respuesta genética de las variedades INTACTA: “Hoy las sojas RR1 rinden un poquito menos que las INTACTA debido, justamente, a la genética. Además, éstas suman el beneficio de la biotecnología, ya que no hay daño en ningún lugar de la planta, ya sea vainas, flores u hojas”.

En una campaña como la 2020/21 en la que el trigo incrementará su área sembrada, es una buena opción complementar la estrategia con una soja de segunda rendidora.

Justamente, la experiencia de Farías en la campaña pasada con INTACTA en soja de segunda ya es un hito en la historia de su campo en Marcos Juárez.

 

                       

Conocé más de INTACTA TV en https://www.intactarr2pro.com.ar/intacta-tv, en las redes sociales de INTACTA o directamente en l canal de YouTube. ©

 

“Sembramos AW 4927 IPRO y obtuvimos rendimientos muy importantes, que llegaron hasta los 54 quintales, un número que superó el récord de rendimiento en ese campo, que había sido de 52 quintales en soja de primera. Esa variedad me impactó muchísimo”, recordó.

En la campaña que está terminando, la 2019/20, sembró DM 50i17 IPRO STS en soja de primera e insistió con la AW 4927 IPRO para la de segunda, porque, como dice, le dio “muchas satisfacciones”. Y agrega: “este año soy muy optimista y creo que los rendimientos de soja de segunda, en muchos casos, se acercarán a los de la soja de primera”.

El productor considera que los buenos resultados con la soja de segunda se basan, en buena medida, en las ventajas que ofrece la tecnología INTACTA y, además, en las pautas de manejo que él adopta.

“Recomiendo a los productores que manejen la soja de segunda como si fuera de primera. Esto quiere decir fertilizar de la misma manera y mirar el rendimiento de trigo para saber si es necesario hacer algún ajuste con el fósforo y el azufre”, detalló.

De cara a la próxima campaña, Farías concluye: “En años difíciles como este, y con impuestos cada vez mayores, la única manera de defenderse es apuntar a levantar la producción, porque eso es lo que nos permitirá mantener los márgenes brutos”. ©