Asgrow: genética y tecnología que pisan fuerte en todo el país

Asgrow: genética y tecnología que pisan fuerte en todo el país

En su stand en Expoagro 2020, Bayer armó un circuito de soja y otro de maíz, para que los visitantes pudieran conocer todas las etapas de la producción de cada semilla. En el caso de la oleaginosa, una de las estaciones se enfocó concretamente en la relación con la biotecnología, para destacar todas las ventajas que aporta.

La estación, llamada “Semilla y Biotecnología”, mostró a los productores de todas las zonas del país un mapa, dividido por regiones agroecológicas, en el que pudieron observar qué variedad de Asgrow es más apropiada allí.

“La idea era que pudieran ver qué material tiene mejor performance en cada ambiente”, explicó Luciano Schettino, responsable de Ventas de la marca para la zona núcleo.

El especialista recuerda que todas las variedades de Asgrow tienen la tecnología INTACTA, que les confiere un alto potencial de rendimiento, además del gen Bt (con resistencia a los principales insectos lepidópteros) y el RR, que brinda la mejor opción para el control de malezas.

“Aprovechamos nuestra presencia en Expoagro para recordar a los productores que nos visitaron cuáles son las plagas target de INTACTA: oruga medidora, falsa medidora, oruga bolillera, oruga de las leguminosas, barrenador del brote y la gata peluda californiana”, dijo el especialista.

Además, agregó que le contaron también al público que pasó por el stand que esta tecnología “retarda la evolución de otros lepidópteros, más asociados al cultivo de maíz, como el gusano cogollero y la isoca de la espiga.

Pero aclaró que no controla chinches, trips o arañuelas.

Está claro, como dijo Schettino, que gracias a las características de las variedades de Asgrow, la genética aporta cada vez más productividad y estabilidad en todas las zonas.

“La adopción de las variedades de la marca está creciendo cada vez más, bajando de norte a sur del país, ahora también con una fuerte presencia en la zona núcleo”, indicó el técnico.

El mayor porcentaje de adopción de esta tecnología está concentrado en el norte argentino y en el Litoral, debido a la fuerte presión de insectos que sufren esas regiones.

“Después de seis años de haberse lanzado al mercado, INTACTA se siembra actualmente en un 25% de la superficie de soja del país”, precisa el técnico, considerando que este año se implantaron 17,4 millones de hectáreas con el cultivo.

Y en las últimas campañas viene creciendo fuerte su adopción también en la zona núcleo, ya que es líder en rendimiento en muchas regiones, como demostró un reciente informe de la RECSO.

En el stand de Bayer también explicaron que, debido a la importancia de esta tecnología, es clave cuidar su sustentabilidad, para lo cual hace falta desarrollar un  Manejo Integrado de Plagas (MIP).

En ese sentido hicieron foco, ante el mucho público que pasó por allí, en la importancia de sembrar refugios.

“A diferencia de lo que ocurre en maíz, la siembra de refugios en soja (es decir, de semillas sin tecnología Bt), debe alcanzar al 20% del lote y respetar la distancia de 1.200 metros entre el lote INTACTA y la última planta no Bt”, explicó Schettino.

Hoy, los productores pueden elegir entre nueve variedades de Asgrow, pero hay varias en instancia precomercial, para todas las zonas, que abrirán todavía más posibilidades desde la próxima campaña.