¿Conocés la oruga bolillera?

¿Conocés la oruga bolillera?

 En los últimos días se observó la presencia de la oruga bolillera en la zona núcleo, una de las especies que afectan al cultivo de soja, así como leguminosas cultivadas tales como arvejas, garbanzos o alfalfa. Es una de las plagas más complejas de controlar, sin embargo, INTACTA RR2 PRO ofrece protección, brindándote la tranquilidad de estar protegido contra esta plaga. 

INTACTA RR2 PRO brinda un efectivo control de las principales plagas de Lepidópteros que afectan a las plantas de soja, ya que su proteína Bt está presente durante todo el ciclo del cultivo desde la emergencia hasta su final. Así, brinda control sobre esta plaga que hoy se observa con mayor presencia en algunas regiones sojeras del país.

La Helicoverpa gelotopoeon también conocida como oruga bolillera, puede considerarse una especie esporádica, aunque en ciertas regiones y campañas puede provocar gran impacto. Si hablamos de su apariencia, su último segmento abdominal termina a 45°, tiene el cuerpo cubierto por espículas y 5 pares de psedopatas. Posee coloración variable (amarilla, rosada o negra) dependiendo del tejido que consuma.

Se diferencia del resto de las Helicoveropas gracias a la banda blanca que se puede observar a sus costados, así como sus pelos dorsales y ventrales blancos y largos. Otra de sus características es la posición que adopta al sentirse amenazada, ya que se enrosca sobre sí misma.

 

 

Se debe tener en cuenta que una misma defoliación repercute de manera diferente en los cultivos que difieran en grupo de madurez, estadio fenológico, tipos de suelos, condiciones de manejo y situación hídrica. Por tal motivo, resulta importante realizar un monitoreo sobre los daños que pueda causar esta especie. Para ello se recomienda usar un patrón de defoliación con el objetivo de determinar el grado de daño en el lote. Además, es recomendable usar insecticidas pertenecientes al grupo de las Diamida, IGRs, Piretroides y Spinosinas. También resulta de vital importancia rotar los principios activos para retrasar la aparición de algún principio de resistencia o tolerancia a los diferentes ingredientes activos utilizados.

En otras regiones donde la presencia de plagas ocurre con frecuencia imprevisible, la tecnología INTACTA RR2 PRO nos ofrece la tranquilidad de estar protegidos frente a la aparición de las mismas.

Recordá que el cultivo de soja con tecnología INTACTA RR2 PRO brinda mejores resultados si es acompañada de Buenas Prácticas de Manejo como el control de plantas voluntarias, barbechos, y la realización de refugio. 

Elegí INTACTA RR2 PRO para garantizar producciones intactas. Más información en http://www.intactarr2pro.com.ar/practicas-de-manejo .

 

¿Qué hacer si se encuentra a la oruga bolillera en el campo?

En caso de que no utilices INTACTA RR2 PRO y te veas afectado por esta plaga, seguí los siguientes pasos:

1)Observá los brotes terminales. Un ligero plegado de los mismos indica presencia de pequeñas larvas de bolillera en ellos.

2)  Abrí los brotes plegados y verificá la presencia de larvas. Tomá 10 plantas de soja al azar (no contiguas) en 4 zonas del lote, y determiná el porcentaje de plantas con larvas.

3) Observá si hay presencia de huevos o no, ya sean individuales, blanquecinos o en brotes terminales de las plantas. Se ven a simple vista y con la ayuda de una lupa se distinguirán las estrías longitudinales que presentan los huevos de bolillera.

4) No te apresures a tomar decisiones de control si hay presencia de huevos, mientras no haya cortes de brotes y tallos tiernos. Los tratamientos sobre huevos recién colocados frecuentemente requerirán de una nueva aplicación a los 8-15 días, debido a la futura eclosión de una camada de larvas de los mismos.

5) Para el control usá insecticidas con acción translaminar o sistémicos. En caso de que hubiese necesidad de realizar un tratamiento estando la planta muy chica, deberás tener en cuenta que en etapas iniciales del cultivo se tendrá una residualidad exigua.

6) Con un desarrollo de la soja posterior a V3 te convendrá usar insecticidas de largo poder residual y protectores de la fauna benéfica.

7) Los tratamientos contra bolillera tienen que tener una buena calidad de aplicación. Cuando las situaciones lo permitan, en aplicaciones terrestres, se deberán incorporar gotas chicas y protegidas con agregado de coadyuvantes que permitan lograr una buena cobertura y mejor penetración del insecticida en la superficie del vegetal, así como minimizar la evaporación de las gotas. Esto resulta de vital importancia para la obtención de una mayor eficiencia de control de bolillera y mayor deposición del producto activo en el vegetal, lo cual también potenciará la residualidad del insecticida.

CONOCÉ LAS PRÁCTICAS DE MANEJO DE INTACTA

 

Fuente: Servicio Técnico - INTA Pergamino