Conocé todas las ventajas de pagar el canon de INTACTA en forma anticipada

Conocé todas las ventajas de pagar el canon de INTACTA en forma anticipada

 

La soja INTACTA aporta mayor rinde, efectivo control sobre las principales plagas y amplio control de malezas.

La tecnología INTACTA viene creciendo campaña tras campaña a fuerza de resultados. Los productores que la prueban la incorporan a sus planteos productivos y, por ese motivo, se registra una expansión sostenida en la superficie sembrada con estas sojas, que este año se estima en torno al 5% con respecto al pasado.

Sembrar INTACTA implica tener una soja que rinde más, brinda un excelente control de las principales plagas y un amplio control de malezas. Mientras en muchas zonas se hace un promedio de tres aplicaciones por campaña contra diversas plagas, los lotes con esta tecnología requieren la mitad. Todo esto significa más seguridad, simpleza y tranquilidad.

Primero, vale la pena recordar que al pagar el canon se está abonando la propiedad intelectual por el desarrollo de la biotecnología. Ese canon se paga tanto si se adquiere semilla certificada como si se utiliza la producida en el propio campo.

Quienes optan por pagar el canon en forma anticipada tienen múltiples ventajas a la hora de planificar la campaña de soja y hay diversas opciones para hacerlo, de acuerdo a las necesidades de cada productor. Puede acceder a ellas cualquiera que haya firmado la licencia de uso. Y cada vez son más quienes lo hacen.

 “El pago de la tecnología INTACTA puede hacerse de manera anticipada o en el punto de entrega. Y el que opta por la primera opción está eligiendo maximizar sus resultados, pagando un canon competitivo”, explica Paula Castaño, responsable de Marketing de INTACTA.

Castaño destaca que pagar en forma anticipada genera mayores beneficios, tanto desde el punto de vista económico y financiero como en lo referido a la experiencia en el punto de entrega de los granos.

Este año, sobre 18 millones de hectáreas sembradas con la oleaginosa en la Argentina, 24% tiene variedades con tecnología INTACTA.

En primer lugar, quien se anticipa puede abonar 50% menos por tonelada que si lo hace en el punto de entrega. Eso significa menores costos y mayores ganancias.

Por otro lado, la compra anticipada durante la siembra permite ajustar las toneladas al momento de la entrega y en condiciones competitivas. Es una alternativa muy útil en años como éste, en el cual los rendimientos serán mayores a los esperados.

“Según su esquema productivo y sus expectativas para la campaña, el prouctor puede elegir dos modelos de pago: por tonelada o por hectárea, que tienen distintas características y que responden a las necesidades de cada región”, resume Castaño.

Finalmente, sostiene que el pago del canon por el uso de la tecnología INTACTA que está en las variedades de soja de los principales semilleros del país, hoy es considerado como un insumo más para los productores.

Y, como tal, lo pueden financiar como el resto de los insumos que utilizan en su esquema productivo, con cheque de pago diferido, tarjetas específicas para el agro de distintos bancos, planes canje a cosecha y otros mecanismos más.

En definitiva, esta tecnología, que llegó para impulsar y facilitar la producción agrícola, también ha evolucionado en los últimos años en su sistema de comercialización y hoy una amplia mayoría de los productores que la utilizan, se inclinan por el modelo de pago anticipado.

Seguramente, cada año serán más los que se sumen a esta alternativa, porque las ventajas son claras y, sin duda, vale la pena aprovecharlas.